VIRORED estudia los virus emergentes que podrían impactar a nivel de salud pública en la región iberoamericana. Su misión es apoyar una respuesta rápida a situaciones de emergencia ante el brote de epidemias por lo que esta red tiene una estructura única donde coexisten laboratorios nacionales de salud pública con grupos académicos de 16 países, maximizando así la capacidad de transferencia de tecnología y la velocidad de respuesta ante situaciones de emergencia sanitaria.

En el caso de un brote epidémico en una región determinada, el laboratorio de referencia nacional se pone en contacto con el coordinador general de VIRORED quien desencadena la acción de los distintos grupos integrados en la red para promover una respuesta inmediata. Se trata de situaciones ya previstas por VIRORED, que monitorea permanentemente los virus que circulan en la región iberoamericana y trabaja en aquellos que presentan mayor riesgo de propagación, antes de que ésta ocurra. Es así que, en las situaciones de epidemia, VIRORED ya cuenta con los protocolos necesarios para realizar un diagnóstico inequívoco, factor fundamental para contenerla.

Así ocurrió con los virus Zika y Chikungunya de cuyo riesgo de propagación alertó VIRORED tiempo antes de su emergencia. Al momento de surgir la epidemia de Zika en 2014, los laboratorios de salud pública de los países ya contaban con los controles y protocolos necesarios para detectar e identificar el virus, que habían sido discutidos y repartidos en Virored en noviembre de 2013.

El origen de VIRORED como proyecto estratégico en CYTED se debió a la emergencia del virus influenza H1N1 en el año 2010 que hizo evidente la necesidad de contar con un grupo especializado de cooperación en este tema a nivel de la región iberoamericana. Entre sus logros se encuentra la epidemiología molecular del virus Dengue, el Diagnóstico Diferencial de los Virus de la Gripe y el análisis Molecular de sus Secuencias, así como el diagnóstico molecular del virus Ebola cuando se detectaron casos  de contagio en España en el brote de Africa en 2013. También ha realizado un estudio de circulación de virus Dengue en las américas con participación de 11 países.

Otros casos destacados de transferencia de tecnología en los que VIRORED ha estado implicada incluyen el diagnóstico de arbovirus en Perú, o el de virus respiratorios en Centroamérica y Panamá, así como el diagnóstico de Chikungunya y la puesta a punto de un laboratorio de genómica en Ecuador.

VIRORED permite a los laboratorios integrantes mantenerse actualizados y listos para dar respuesta ante situaciones de emergencia. Por un lado los distintos grupos se mantienen al día y comparten información y kits de diagnóstico y control por medio de talleres periódicos. En uno de estos talleres España compartió su experiencia en el manejo de Ebola, incluyendo los protocolos que debieron implementar en los casos importados desde Africa.  Los países sudamericanos también compartieron en estos ámbitos su conocimiento y experiencia  en relación con el Chikungunya que actualmente causa problemas en Europa.

Por otra parte la red facilita la concreción de pasantías entre los distintos laboratorios que la componen, lo que ha permitido equiparar el conocimiento entre los distintos países. Esta actividad ha sido determinante para poder realizar diagnósticos fiables y ha permitido la transferencia de controles para la puesta a punto de métodos de detección molecular y técnicas confirmatorias de distintas infecciones. Las pasantías se llevan a cabo con co-financiamiento de los países lo que asegura la continuidad del proyecto y constituye un ejemplo concreto del rol que tiene CYTED en la movilización de recursos de los países para lograr su cometido de mejorar la calidad de vida de la región iberoamericana.

VIRORED difunde abiertamente el conocimiento generado con investigadores de cualquier país, y su página web prevé el acceso libre de investigadores a los protocolos de trabajo sobre los virus emergentes en que la RED centra sus actividades.